Una película con un reparto extraordinario, que puede ayudar a debatir sobre la eugenesia, o mejoramiento de la raza, la discriminación y el papel de la ingeniería. En un futuro cercano, la ingeniería genética le permitirá a los padres de los ciudadanos ricos, escoger todas las características físicas de sus hijos por nacer para que puedan cumplir sus sueños. Esto crea dos tipos de ciudadanos: los bien nacidos (eugenios) y los nacidos “naturalmente”. Estos últimos son los obreros que hacen los trabajos que las clases altas no harán porque son “superiores”